Suscríbete
La portada muestra una mano introduciendo una papeleta en una urna, como en unas elecciones democráticas. Bajo la imagen, el título del dosier: "DEMOCRACIAS. Grietas y rutas de una idea irrenunciable, por Carmen Madorrán". El fondo es de un azul verdoso, de textura como si fuera una moqueta. La "urna" es una construcción de tablas de colores azul oscuro, amarillo y rojo. Hay personas a su alrededor, entre las tablas y empujando las tablas, construyendo la urna y caminando sobre ella. La mano que introduce la papeleta es de color negro, con una manga blanca.

·

NÚMERO 9

Dosier

Democracias

Grietas y rutas de una idea irrenunciable

F+ El anarquismo excéntrico de Benjamin Tucker

2 comentarios

Tucker perseguía, como los anarquistas, la destrucción del Estado, pero sus métodos poco tenían que ver con los que el movimiento había usado en Europa.

Tucker perseguía, como los anarquistas, la destrucción del Estado, pero sus métodos poco tenían que ver con los que el movimiento había usado en Europa.

2 comentarios

Durante el siglo XIX,  el movimiento anarquista alcanzó gran protagonismo por sus teorías y por sus prácticas violentas en las calles de Europa y América en su lucha contra el estatismo. Sin embargo, no todos los anarquistas trataron de alcanzar su ideal de la misma manera, como tampoco todas sus figuras han alcanzado la misma fama. He aquí la historia de Benjamin Tucker, un disidente.

Por Jaime Fdez-Blanco Inclán

En el año 1808, Sophie Raffalovich escribió un artículo acerca de los denominados Boston anarchist (los anarquistas de Boston) que llamó la atención de propios y extraños. La razón eran las importantes diferencias que parecían existir entre los llamados grupos anarquistas que proliferaban por el estado de Massachussets –en aquel entonces la ciudad de Boston podía considerarse la Atenas de Estados Unidos por su rica vida intelectual y progresista– y las actividades por las que sus primos, principalmente en Europa, eran tristemente famosos. Mientras que los anarquistas causaban enormes conflictos en forma de atentados terroristas y magnicidios, sus primos de Nueva Inglaterra se caracterizaban por ser pacíficos, defensores de la propiedad privada y los derechos individuales, y por estar fuertemente influenciados por filósofos de gran fama como Auguste Comte (padre del positivismo) y Herbert Spencer (padre de la filosofía sintética y partidario del darwinismo social). Estas características, y otras muchas, hacían que los anarquistas americanos fueran realmente llamativos, y buena parte de la culpa de ello la tenía Benjamin R. Tucker.

Disfruta de nuestros contenidos al 100%.
No te quedes con las ganas de ver, leer y escuchar…

Filosofía&Co.A partir de 1,21€ al mes


Otros artículos que te pueden interesar

2 respuestas

  1. Avatar de marnavarro8
    marnavarro8

    ¡Gracias por todos vuestros maravillosos artículos, reportajes y dosieres! Me encanta vuestra web y la manera en que divulgáis filosofía de forma amena, moderna y accesible para todo el mundo. Espero que sigáis así por muchos, muchos años..

    1. Avatar de Filosofía&Co
      Filosofía&Co

      ¡Gracias a ti por leernos!

Deja un comentario