Suscríbete
La portada muestra una mano introduciendo una papeleta en una urna, como en unas elecciones democráticas. Bajo la imagen, el título del dosier: "DEMOCRACIAS. Grietas y rutas de una idea irrenunciable, por Carmen Madorrán". El fondo es de un azul verdoso, de textura como si fuera una moqueta. La "urna" es una construcción de tablas de colores azul oscuro, amarillo y rojo. Hay personas a su alrededor, entre las tablas y empujando las tablas, construyendo la urna y caminando sobre ella. La mano que introduce la papeleta es de color negro, con una manga blanca.

·

NÚMERO 9

Dosier

Democracias

Grietas y rutas de una idea irrenunciable

F+ Gloria Anzaldúa: habitar la frontera

El territorio fronterizo entre Texas y México ocupa un total de 1 254 millas, una línea impuesta empleada para distinguir un territorio de otro. Una línea tan imaginaria como real que Gloria Anzaldúa conoce bien. La activista, escritora y académica chicana, nacida en Valle Grande (Texas), se define a sí misma como mujer de frontera.

0 comentarios

Diseño hecho a partir de ilustración de Gloria Anzaldúa realizada por Júlia Rubio Montalà publicada en el número 1 de la revista impresa FILOSOFÍA&CO.

Diseño hecho a partir de ilustración de Gloria Anzaldúa realizada por Júlia Rubio Montalà publicada en el número 1 de la revista impresa FILOSOFÍA&CO.

0 comentarios

Chicana, feminista y lesbiana. Además de la frontera geográfica en la que se cría, la escritora Gloria Anzaldúa arrastra consigo otro tipo de fronteras epistemológicas, sexuales, identitarias o lingüísticas. La frontera que describe Anzaldúa como «un lugar indefinido creado por el residuo emocional de una linde contra otra». Para ella, el concepto de frontera no se limita únicamente al plano físico, sino que, en un sentido metafórico, es un territorio en constante estado de transición que hace referencia a los problemas de identidad y de lugar en el mundo.

Relata llevar «encabalgada sobre esa frontera tejano-mexicana y sobre otras toda la vida». Demasiado americana para los mexicanos, y demasiado mexicana para los americanos, sufre el dolor y la discriminación racial desde muy pequeña. Es, en sus propias palabras, una mitad y mitad; pertenece mitad a un grupo y mitad a otro, haciendo que al final se sienta desarraigada de ambos y no logre encontrar su lugar real en el mundo. En su ensayo autobiográfico La Prieta, se describe a sí misma como una entidad sin lugar figurativo, ni pueblos con los que relacionarse al cien por cien.

Disfruta de nuestros contenidos al 100%.
No te quedes con las ganas de ver, leer y escuchar…

Filosofía&Co.A partir de 1,21€ al mes


Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario