Suscríbete
La portada muestra una mano introduciendo una papeleta en una urna, como en unas elecciones democráticas. Bajo la imagen, el título del dosier: "DEMOCRACIAS. Grietas y rutas de una idea irrenunciable, por Carmen Madorrán". El fondo es de un azul verdoso, de textura como si fuera una moqueta. La "urna" es una construcción de tablas de colores azul oscuro, amarillo y rojo. Hay personas a su alrededor, entre las tablas y empujando las tablas, construyendo la urna y caminando sobre ella. La mano que introduce la papeleta es de color negro, con una manga blanca.

·

NÚMERO 9

Dosier

Democracias

Grietas y rutas de una idea irrenunciable

Auschwitz

Jean Améry en la imagen de cubierta de la biografía escrita por Irene Heidelberg-Leonard y publicada por PUV. Su lectura inspira y vertebra este artículo.

F+ Jean Améry: escribirse a sí mismo

PorPilar Gómez Rodríguez29 de abril de 2024
Intentó comprender lo que le había pasado y descubrió nuevas formas en el ensayo: la gracia de la palabra precisa convirtió en canónica su experiencia de la tortura o del resentimiento. Sin embargo, él siempre ansió ser reconocido como escritor, donde también inventó géneros. Por inventar se inventó a sí mismo: se dio nombre, se analizó, se escribió. El conjunto de su vida, su muerte programada y sus libros hacen de Jean Améry una obra literaria total, maciza, perfecta.
El psiquiatra Viktor Frankl es el autor de «El hombre en busca de sentido», crónica de su estancia en campos de concentración. Pero ¿qué pasó después? «Llegará un día en que serás libre», publicado por Herder, como el anterior, lo explica a través de cartas y archivos personales. © Ana Yael

F+ Cartas tras el infierno: confesiones de Viktor Frankl

PorFilosofía&Co11 de abril de 2024
Viktor Frankl es mundialmente famoso por su obra El hombre en busca de sentido. Sin embargo, la producción del psiquiatra va más allá, y uno de sus textos más sobresalientes y esclarecedores es este del que aquí ofrecemos un fragmento: Llegará un día en el que serás libre, publicado por Herder. ¿Cómo aplicó el propio Frankl sus...