Suscríbete
La portada muestra una mano introduciendo una papeleta en una urna, como en unas elecciones democráticas. Bajo la imagen, el título del dosier: "DEMOCRACIAS. Grietas y rutas de una idea irrenunciable, por Carmen Madorrán". El fondo es de un azul verdoso, de textura como si fuera una moqueta. La "urna" es una construcción de tablas de colores azul oscuro, amarillo y rojo. Hay personas a su alrededor, entre las tablas y empujando las tablas, construyendo la urna y caminando sobre ella. La mano que introduce la papeleta es de color negro, con una manga blanca.

·

NÚMERO 9

Dosier

Democracias

Grietas y rutas de una idea irrenunciable

F+ Epitafios: filosofía de la despedida

0 comentarios

En esta entrada te planteamos como ejercicio filosófico redactar tu propio epitafio. No para regodearnos en la muerte, sino todo lo contrario: porque queremos pensar en y para la vida.

En esta entrada te planteamos como ejercicio filosófico redactar tu propio epitafio. No para regodearnos en la muerte, sino todo lo contrario: porque queremos pensar en y para la vida.

0 comentarios

Pensar en la propia muerte es un ejercicio filosófico clásico, un reajuste existencial muy útil a la hora de afirmar nuestra posición en el mundo de los vivos. Proponemos una versión: redactar nuestros epitafios, un resumen en dos líneas de lo que fuimos –es decir, de lo que somos o queremos ser ahora– y os damos ejemplos memorables de pensadores que lo hicieron.  

Por Pilar G. Rodríguez

Da igual que seas filósofo o jamás esta idea haya rondado tu cabeza, que te intereses por la filosofía o no sepas quién dijo “solo sé que no sé nada”. En la vida hay situaciones que abocan a las preguntas, al desconcierto, a la extrañeza, a la reflexión finalmente. Todo eso tiene que ver con la filosofía. Quizá el encuentro con la muerte, su posibilidad, sea una de las situaciones más explícitamente filosóficas de la vida, cuando paradójicamente ya no pertenece a esta. Este hecho lo formuló bien Epicuro en su conocida máxima: «La muerte nada es para nosotros, porque, mientras nosotros existimos, la muerte no está presente, y cuando está presente, somos nosotros los que no estamos. Por tanto, la muerte no tiene nada que ver con los vivos ni con los muertos, justamente porque no tiene nada que ver con los primeros, y los segundos ya no existen».

Disfruta de nuestros contenidos al 100%.
No te quedes con las ganas de ver, leer y escuchar…

Filosofía&Co.A partir de 1,21€ al mes


Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario