Suscríbete

F+ Ángeles Eraña: «Las relaciones son las que nos hacen lo que somos»

8 comentarios

Investigadora del Instituto de Investigaciones Filosóficas, la filósofa mexicana Ángeles Eraña fue coordinadora del posgrado de Filosofía de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Investigadora del Instituto de Investigaciones Filosóficas, la filósofa mexicana Ángeles Eraña fue coordinadora del posgrado de Filosofía de la Universidad Nacional Autónoma de México.

8 comentarios

La filósofa mexicana Ángeles Eraña es, entre otras cosas, presidenta de la Red Mexicana de Mujeres Filósofas, aunque aclara que esta red no tiene estructuras verticales, sino que se expande dando cabida a todas las que quieran construir espacios de escucha y producción de conocimiento filosófico. Hablamos con ella de mujeres, su realidad y su lucha, especialmente en su país; de pensamiento y de relaciones. «Tenemos que empezar a construir relaciones que nos permitan hacernos cargo de nosotras mismas, pero haciéndonos cargo también de las otras. Nuestras acciones, nuestra vida, nunca son solitarias, siempre involucran a las otras», dice.

Por Julieta Lomelí 

A lo largo de la historia, las mujeres han tejido diversos universos, aunque lo hayan hecho tras bambalinas. Muchas de ellas también han sido filósofas, y aunque los tiempos han cambiado, no dejo de recordar aún las incendiarias pero verdaderas palabras de Umberto Eco: «No es que no hayan existido mujeres filósofas, es que los filósofos han preferidos olvidarlas, tal vez después de haberse apropiado de sus ideas».

En todo siglo hubo mujeres que no solo dejaron hijos y formaron familias, sino también grandes ideas, pensamientos, ciencia y obras. Con una de estas mujeres que son totalidad —inteligencia y amor; libros y acción; profesora y filósofa—, Ángeles Eraña, tuve la oportunidad de conversar, llevándome una grata sorpresa. No solo por sus sólidos argumentos o su trayectoria académica, sino también, por su intensa pluma que no escinde vida de práctica, ni pasión de teoría, ni academia de compromiso social y docente.

Ángeles Eraña es investigadora del Instituto de Investigaciones Filosóficas. Sus áreas de interés y trabajo son la epistemología y la metafísica social, aunque también ha trabajado temas de filosofía de la mente y ciencias cognitivas, además de otros vinculados con la filosofía de las Ciencias Sociales. Su participación institucional en la UNAM, la Universidad Nacional Autónoma de México, ha sido amplia: fue coordinadora del posgrado de Filosofía y actualmente, además de ser consejera universitaria, forma parte del Comité de dirección de la revista de filosofía Dianoia. Ha publicado diversos artículos en revistas especializadas de filosofía y pronto publicará el libro De un mundo que hila personas, en el que argumenta que la paradoja individuo/sociedad es una falsa paradoja. A continuación, la apasionada charla que tuve con ella.

Disfruta de nuestros contenidos al 100%.
No te quedes con las ganas de ver, leer y escuchar…

Filosofía&Co.A partir de 1,21€ al mes


Otros artículos que te pueden interesar

8 respuestas

  1. Avatar de Kad Reftis
    Kad Reftis

    Chantal Maillard, «salvo que seamos capaces de actuar sin ansia, sin interés personal, con generosidad… este sistema seguirá en pie… perpetuando la situación de indefensión moral y práctica en la que ahora nos encontramos». Cuando nos pensamos víctimas, pensamos como víctimas. Me cuesta hablar y leer de ‘comunidad’ desde una perspectiva dual, quiero decir que no deberíamos definirnos intelectualmente por nuestra situación genital. Si pensamos en que en tal o cual circunstancia nos encontramos en indefensión es precisamente, y ya desde antes de esta pandemia, por nuestras capacidades mentales. Si el género es la medida, podríamos trasladarlo a los sistemas métrico y al inglés. Ambos dan cuenta de lo mismo, pero con diferentes nomenclaturas. Quizá si intentamos dejar de pensar en un «nosotras» y «nosotros» y crear quizá algún neologismo que nos englobe y que haga referencia al «humano» (sin la ‘o’ -en idioma inglés no hay ese problema) entonces sí, me parece, estaríamos más cerca de lograr un pensamiento en comunidad. Declarar que se está en indefensión es asumir tal estado. Y no debiera haber lugar para víctimas en este siglo XXI. Somos y estamos juntos sin otro horizonte que el futuro. Y, afortunadamente, no hablo desde la teoría; llevo cerca de 20 años haciéndome cargo del «hogar» mientras mi compañera lleva la labor de obtener el sustento económico. No hay ninguna, no la he visto, vulnerabilidad o supremacía, son situaciones de pareja, de comunidad (como las que seguramente existen entre parejas de todo tipo de género mixto o único), de remontar lo cotidiano y hacer de nuestro mundo inmediato algo «mejor», es cierto, por experiencia, que puede ser «imposible cumplir con los horarios laborales porque tienen que atender a los hijos, a los padres y abuelos, hacer de comer, y todo lo que hacemos las mujeres para que la sociedad funcione», pero también tenemos ese desempeño algunos hombres. Y hay que lograr una aceptación de ciertas situaciones para que nuestros mundos particulares funcionen. Cuando he platicado con mi hija le he propuesto, además de poner en tela de juicio -su juicio- mis puntos de vista, unificar su mirada hacia la humanidad como un todo, donde todos podemos y hacemos lo que en determinado momento nos corresponde llevar a cabo sin importar el género que portamos por nacimiento, y no como un mundo en el que una división ficticia ‘mujer-hombre’ (y todas las variantes catalogadas, que sólo suelen servir para más desunión) sea la medida mental y emocional para definir qué somos capaces de hacer y de ser y de lograr para cada uno de nosotros y para nuestra especie humana. Las emociones nos unen y los conocimientos nos dan los niveles de ayuda mutua que podemos ofrecer. Propongámonos enfatizar cierta unidad cerebral aunque tengamos –siempre- diferencias físicas, de género, raza, idioma, complexiones, rasgos heredados, ubicaciones geográficas, etc., pero que tenemos una tarea en común, vivir y ayudarnos entre todos. Estupenda entrevista, nos provoca a pensar nuestras situaciones de vida y la de otros e intentar ponerla en perspectiva para preguntarnos si podemos mejorar. Será todo un placer leer su libro apenas sea publicado. Saludos y muchas gracias.

  2. Avatar de thierry precioso
    thierry precioso

    Solamente para decir que me gustarîa algun articulo (o mejor, todo un dossier) acerca de Rafael del Aguila. Acabo de leer Critica de las ideologias, el primer libro que leo de él, y me parece un libro estupendo. Buen dîa.

  3. Avatar de Bárbara
    Bárbara

    Una entrevista colosal.
    Enhorabuena!

    Cuánto aprendizaje.
    Cuántos mensajes.
    Qué manera de hilar las ideas y argumentar el pensamiento.

    Un gusto.
    Para enmarcar.

    ¡Muchísimas gracias!

    1. Avatar de Filosofía&Co
      Filosofía&Co

      Gracias a ti, Bárbara, por acompañarnos.

    2. Avatar de Julieta Lomelí
      Julieta Lomelí

      Muchísimas gracias Bárbara por su atenta lectura y comentarios tan halagadores!

  4. Avatar de Alondra
    Alondra

    Hola:
    Estupenda entrevista.
    ¡Cuánto me alegro de haber podido tener conocimiento de ésta!
    Un abrazo de paz.

    1. Avatar de Filosofía&Co
      Filosofía&Co

      Muchas gracias, Alondra.

    2. Avatar de Julieta Lomelí
      Julieta Lomelí

      Muchas gracias Alondra por tu lectura. Abrazo!

Deja un comentario

NO HAY TIEMPO QUE PERDER
GUÍA ESENCIAL
Autora: Irene Gómez-Olano