En nuestra sociedad, el fracaso se ve como uno de los puntos más negativos de nuestras biografías. Pero ¿y si no fuera necesariamente así? ¿Qué podemos aprender del fracaso? Imagen de Digital (CanvaPro).
En nuestra sociedad, el fracaso se ve como uno de los puntos más negativos de nuestras biografías. Pero ¿y si no fuera necesariamente así? ¿Qué podemos aprender del fracaso? Imagen de Digital (CanvaPro).

En sociedades tan competitivas como las del siglo XXI, ¿qué significa fracasar? Se nos ha hecho creer que todos somos capaces de alcanzar el éxito, pero nadie se detiene a pensar en las muchas posibilidades de «caer» en el fracaso. Basta echar una ojeada a las redes sociales, plagadas de seres humanos tan sonrientes, supuestamente felices y plenos, para darnos cuenta de que la palabra «perdedor» es un estigma. ¿Por qué deberíamos conocer más el fracaso? En este dosier, Laura Martínez Alarcón explica los muchos significados de este concepto tan escurridizo.

Hace unos meses, el escritor mexicano Jordi Soler escribía:

«Hablar de fracaso en el siglo XXI es anticlimático: es ya un fracaso. Las redes sociales, la autoexposición al alcance de cualquiera, crean el espejismo de que todos somos unos triunfadores. No se necesita ser muy espabilado para conseguir un minuto de gloria en TikTok. Las redes sociales han sido ideadas, entre otras cosas, para que nadie sea un don nadie»1.

Disfruta de nuestros contenidos al 100%.
No te quedes con las ganas de ver, leer y escuchar...

Logotipo Filco Plus a partir de 1,21€ al mes

1 COMENTARIO

  1. Pues sí, hoy en día es mucho más difícil fracasar pero no por eso fracasaremos menos, ni dejaremos de fracasar. Todo sirve para ser nuestra mejor versión y ayudarnos entre sí.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre