Suscríbete
La portada muestra una mano introduciendo una papeleta en una urna, como en unas elecciones democráticas. Bajo la imagen, el título del dosier: "DEMOCRACIAS. Grietas y rutas de una idea irrenunciable, por Carmen Madorrán". El fondo es de un azul verdoso, de textura como si fuera una moqueta. La "urna" es una construcción de tablas de colores azul oscuro, amarillo y rojo. Hay personas a su alrededor, entre las tablas y empujando las tablas, construyendo la urna y caminando sobre ella. La mano que introduce la papeleta es de color negro, con una manga blanca.

·

NÚMERO 9

Dosier

Democracias

Grietas y rutas de una idea irrenunciable

Los retos de la filosofía en tiempos de incertidumbre: Miquel Seguró

0 comentarios

Retos 2021 Miquel Seguró

0 comentarios

¿Cuál es el principal reto de la filosofía, o sus principales retos, en estos tiempos de zozobra, inseguridad e incertidumbre en todo el mundo?

FILOSOFÍA&CO - Filosof@

Miquel Seguró. Filósofo español

Miquel Seguró es profesor de Filosofía de la Universitat Oberta de Catalunya e investigador de la Càtedra Ethos de la Universitat Ramon Llull. Dirige la revista académica Argumenta Philosophica, de Herder Editorial. Autor de varios libros, colabora de forma habitual en radio, televisión y prensa escrita.

FILOSOFÍA&CO - Flecha

«Por destacar uno —que además me parece nuclear y transversal a casi todo el resto de asuntos—: precisamente sobrellevar mejor la incertidumbre. No me gusta hablar de retos en filosofía. Puedes dar a entender que se trata de una especie de gimnástica del logro. Pero si algo sin duda nos reta cotidianamente en el plano individual y comunitario es la tremenda dificultad que tenemos para convivir con la incertidumbre. Tenemos demasiada prisa por sentir que controlamos. En abril de 2020 ya nos preguntábamos cómo sería el mundo postpandemia, cuando el alcance de la incertidumbre del presente todavía no está suficientemente planteada.

La incertidumbre permite poner muchas cosas en su sitio. Empezando por la política, a la que se le pide una especie de sacerdocio y paternalismo existencial que no le toca. Lo mismo que a la ciencia, que también está sometida a las espurias presiones de los intereses socioeconómicos.

«No me gusta hablar de retos en filosofía. Puedes dar a entender que se trata de una especie de gimnástica del logro. Pero si algo nos reta cotidianamente es la tremenda dificultad que tenemos para convivir con la incertidumbre. ¿Existe un modo de sobrellevarla? No lo creo, pero lo facilitaría dejar que se exprese en sus diferentes facetas y densidades»

Abrirse camino sin hacer de la incertidumbre un tabú es poner en primera línea de reflexión la cuestión de la interdependencia, la corresponsabilidad y la reciprocidad. Mis incertidumbres no tienen por qué ser las del vecino, y sus certezas no tienen por qué ser válidas también para mí. Pero ambos estamos en la misma tesitura de poder equivocarnos y de tener que aprender y adaptarnos. 

La incertidumbre también nos llama a la creatividad, a repensar y a (des)integrar aquellos elementos que quizás no pensamos que teníamos que reconsiderar. ¿Existe un modo de sobrellevar la incertidumbre? No lo creo, por eso es incertidumbre. Pero lo facilitaría dejar que se exprese en sus diferentes facetas y densidades. Porque cuando pase esta pandemia la incertidumbre seguirá presente, y cuando la crisis económica se revierta también persistirán otras inseguridades. La cuestión es si habremos aprendido lo suficiente como para, primero, aprender a vivir con la incertidumbre y no contra ella, y segundo, no complicarnos más la vida con decisiones y prioridades que no valen la pena».

Puedes leer las respuestas de otros filósofos y filósofas de España y Latinoamérica aquí.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario