Suscríbete
La portada muestra una mano introduciendo una papeleta en una urna, como en unas elecciones democráticas. Bajo la imagen, el título del dosier: "DEMOCRACIAS. Grietas y rutas de una idea irrenunciable, por Carmen Madorrán". El fondo es de un azul verdoso, de textura como si fuera una moqueta. La "urna" es una construcción de tablas de colores azul oscuro, amarillo y rojo. Hay personas a su alrededor, entre las tablas y empujando las tablas, construyendo la urna y caminando sobre ella. La mano que introduce la papeleta es de color negro, con una manga blanca.

·

NÚMERO 9

Dosier

Democracias

Grietas y rutas de una idea irrenunciable

F+ Ágnes Heller, la filósofa contra los totalitarismos

0 comentarios

La filósofa húngara Ágnes Heller (1929-2019). Diseño hecho a partir de la imagen Ágnes Heller at Göteborg Book Fair 2015, del 25 de septiembre de 2015, de Arild Vågen, distribuida por Wikipedia bajo licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-SA 4.0).

La filósofa húngara Ágnes Heller (1929-2019). Diseño hecho a partir de la imagen Ágnes Heller at Göteborg Book Fair 2015, del 25 de septiembre de 2015, de Arild Vågen, distribuida por Wikipedia bajo licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-SA 4.0).

0 comentarios

Ágnes Heller se opuso a los totalitarismos. Los sufrió de cerca, se enfrentó a ellos y marcaron su labor intelectual. Recordamos las ideas de esta filósofa húngara que ha muerto a los 90 años este 19 de julio de 2019 dejando toda una vida dedicada al pensamiento.

Por Amalia Mosquera 

«Creo en algo: las personas buenas existen, siempre han existido y siempre existirán. Y sé quiénes son las buenas personas». Esto le decía Ágnes Heller al periodista Guillermo Altares en una entrevista para El País Semanal en agosto de hace dos años. Y digamos que tiene mérito creer de forma tan rotunda y clara que las personas buenas existen cuando una ha vivido de cerca las terribles amenazas totalitaristas. Se libró del Holocausto; ella y su madre lograron escapar de ser deportadas a campos de exterminio. Heller pudo contarlo, pero otros familiares no; a su padre, sin ir más lejos, lo mataron en Auschwitz. Ellas se libraron de aquel infierno y de aquella muerte de manera fortuita, «por accidente», como ha dicho ella, «como todo el mundo que consiguió salir vivo de aquello». Y ella lo consiguió en más de una ocasión. Una vez le dispararon, pero la bala no la alcanzó, sobrevoló su cabeza. En otra ocasión, los fascistas húngaros, que estaban asesinando judíos junto al Danubio, pararon sus matanzas antes de llegar a su casa. También lograron escapar cuando ya estaban en una cola que las llevaba directas a la muerte…

Disfruta de nuestros contenidos al 100%.
No te quedes con las ganas de ver, leer y escuchar…

Filosofía&Co.A partir de 1,21€ al mes


Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario