Suscríbete
La portada muestra una mano introduciendo una papeleta en una urna, como en unas elecciones democráticas. Bajo la imagen, el título del dosier: "DEMOCRACIAS. Grietas y rutas de una idea irrenunciable, por Carmen Madorrán". El fondo es de un azul verdoso, de textura como si fuera una moqueta. La "urna" es una construcción de tablas de colores azul oscuro, amarillo y rojo. Hay personas a su alrededor, entre las tablas y empujando las tablas, construyendo la urna y caminando sobre ella. La mano que introduce la papeleta es de color negro, con una manga blanca.

·

NÚMERO 9

Dosier

Democracias

Grietas y rutas de una idea irrenunciable

F+ La filosofía del «Quijote»

Literariamente, el «Quijote» inaugura la novela moderna al tomar como protagonista a un personaje con tantos defectos como virtudes —el antihéroe—, maneja el lenguaje y la ironía con maestría, y mil cosas más. Filosóficamente, defiende a ultranza la libertad, refleja el realismo existencial —la necesidad de la ficción para que la vida sea verdaderamente real—, enfrenta a la locura con la cordura, juega con ellas hasta confundirlas y ensancha nuestra mirada obligándonos a ver el mundo desde fuera, desde los ojos de un loco.

7 comentarios

Don Quijote de La Mancha. Ilustración de Iván Erre Jota bajo licencia CC BY-SA 2.0. Flickr.

Don Quijote "De La Mancha y sin Sancho". Ilustración de Iván Erre Jota bajo licencia CC BY-SA 2.0. Flickr.

7 comentarios

Todos aprendimos en el colegio que Cervantes no soportaba los libros de caballerías. Esto es verdad, pero no por su fondo —los ideales caballerescos de justicia y ayuda a los necesitados—, sino por su forma, completamente disparatada e inverosímil. Y es de eso de lo que se burla con maestría en el Quijote. El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha, publicado en 1605 y 1615, es un relato de aventuras repleto de pensamiento y reflexiones.

La vida no es suficiente para don Quijote

FILOSOFÍA&CO - quijote rae
Portada de la edición conmemorativa del IV centenario del Quijote, de Miguel de Cervantes, de la RAE.

El primer concepto clave para entender la concepción vital y filosófica que hay en el trasfondo del Quijote es lo que el filólogo y cervantista Américo Castro llamó «realismo existencial». El realismo existencial es, básicamente, la conciencia de que la vida tal cual es no es suficiente, de que necesita del empuje de la ficción para ser verdaderamente real. Don Quijote se lanza, efectivamente, a vivir una ficción como si fuera la realidad, porque la vida, por sí misma, no lo es. De hecho, se ha llegado a decir que don Quijote no está loco, sino que en realidad está jugando. En la aventura de los rebaños de ovejas, por ejemplo, dice el texto: «Comenzó de alanceallas con tanto coraje y denuedo como si de veras alancease a sus verdaderos enemigos» (I, 18)… cuando si realmente pensara atacar a caballeros su lanza apuntaría demasiado alto para poder acometer contra las ovejas. En el fondo, poco importa si don Quijote está loco o está jugando; el caso es que vive la ficción como realidad.

Este concepto es central en toda la literatura española del siglo XVII, y especialmente en el teatro, pero por supuesto cada autor le da un contenido ideológico diferente. En el caso de Cervantes, ocurre que la ficción o la locura de don Quijote es más justa y más bella que la realidad de un país encanallado en el que la Inquisición persigue de forma tan paranoide como implacable cualquier atisbo de heterodoxia religiosa —como no comer cerdo, lavarse con excesiva frecuencia o leer mucho, algo de lo que se burla Cervantes en La elección de los alcaldes de Daganzo— y los vecinos se denuncian unos a otros, muchas veces forma preventiva de despejar las sospechas en torno a sí.

Don Quijote, en cambio, es pura bondad. Nada más ser armado caballero, tropieza con Andrés, un muchacho a quien su amo está azotando con una correa por haberse descuidado al vigilar el rebaño. Inmediatamente, lo desata y obliga al labrador a pagarle el salario que le adeuda. En cuanto, creyendo haber «desfecho el entuerto», pica espuelas, el labrador vuelve a atar a Andrés y reanuda la paliza, pero esta vez con más saña.

Disfruta de nuestros contenidos al 100%.
No te quedes con las ganas de ver, leer y escuchar…

Filosofía&Co.A partir de 1,21€ al mes


Otros artículos que te pueden interesar

7 respuestas

  1. Avatar de Carmen
    Carmen

    Magnífico.
    He disfrutado muchísimo.
    Mil gracias por tan interesante lectura y profundidad.

  2. Avatar de edith
    edith

    Excelente articulo.
    Considero que los politicos, en este caso de La Argentina, deberian leer y releer El Quijote.
    Cuantas enseñanzas.Gracias por compartirlo.

    1. Avatar de Santiago Key
      Santiago Key

      Que interesante conocer esta perspectiva del pensamiento filosófico en el Quijote. Creo que perdemos de vista la dimensión del pensamiento de Cervantes, su talento inigualable para ser la referencia en el discurso escrito de habla castellana

  3. Avatar de Javier Cote
    Javier Cote

    Interesante articulo , les comparto la biblioteca digital donde encontraran una gran selección de información sobre el quijote en el siguiente enlace https://www.ellibrototal.com/ltotal/ficha.jsp?t_item=4&id_item=4

  4. Avatar de Isaac Castillo
    Isaac Castillo

    Excelente análisis. Me podrían referir a la afirmación de Americo Castro acerca del realismo existencial? Me parece muy interesante y me gustaría leer más sobre eso.

  5. Avatar de Mirna Odalis Orantes Rivera
    Mirna Odalis Orantes Rivera

    Me ha encantado. Gracias.

    1. Avatar de Filosofía&Co
      Filosofía&Co

      ¡Gracias a ti por leernos!

Deja un comentario