Echeverría: sobre los conceptos de progreso y libertad

Echeverría y su dogma socialista: sobre los conceptos de progreso y libertad
Esteban Echeverría es una de las figuras clave de la Generación del 37 argentina. Es autor del «Dogma socialista» (1846), un texto que buscaba interpretar y aportar ideas a todo el proceso que estaba siendo llevado a cabo en Hispanoamérica a principios del siglo XIX. Imagen de Wikimedia Commons (CC0 1.0).

La Generación del 37 argentina estaba comprometida con la supresión de la monarquía y la implantación de una democracia que asegurara la libertad individual. La Asociación de la Joven Generación Argentina expone en Dogma socialista (1846) su proyecto político y social para aportar ideas al progreso y libertad del territorio. Este texto fue redactado por el filósofo Esteban Echeverría, una de las figuras clave de esta Generación.

Por Pedro Fresno Chamorro

Esteban Echeverría es una de las figuras clave de la Generación del 37 argentina, comprometida con la supresión del modelo monárquico y la implantación de una democracia que asegurara a los ciudadanos una efectiva libertad individual. En este contexto de emancipación americana, y tomando como modelo aquellas sociedades ilustradas creadas en España en el siglo XVIII, surgieron diferentes asociaciones de intelectuales bajo el fin último de interpretar y aportar ideas a todo el proceso que estaba siendo llevado a cabo en Hispanoamérica a principios del siglo XIX.

De entre estas agrupaciones, interesa especialmente a nuestro texto la llamada Asociación de la Joven Generación Argentina o Asociación de Mayo, formada en 1837 por jóvenes de la alta cultura porteña contra el gobierno de Juan Manuel de Rosas.

El mismo Echeverría se encargó de redactar el texto que exponía el proyecto político y social de la Asociación, titulado posteriormente Dogma socialista (1846), pero fueron tres los miembros de la sociedad que aportaron ideas a esta declaración de principios: Juan Bautista Alberdi, Juan María Gutiérrez y el propio Esteban Echeverría.

Sin embargo, no es menos cierto que dicho texto ha levantado constantes polémicas y alguno como Paul Groussac argumentó en la década de 1880 que no se trata más que de un plagio a distintos autores europeos: «Fragmentos de cuyos textos él habría traducido y recombinado sin rigor intelectual alguno» (Myers, 2019, p. 91). No es esto, no obstante, lo que interesa a este breve análisis que pretende examinar principalmente los apartados sobre el progreso y la libertad.

Surgieron diferentes asociaciones de intelectuales bajo el fin último de interpretar y aportar ideas a todo el proceso que estaba siendo llevado a cabo en Hispanoamérica a principios del siglo XIX

En primer lugar, es necesario comenzar apuntando que la idea de progreso, implícita o explícitamente, queda reflejada en prácticamente todos los puntos expuestos en el Dogma socialista por la inevitable necesidad hispanoamericana de avance y desarrollo en su proceso de independencia. En este contexto, señala López Pérez (2017), «la vida entera, al menos en cuanto al transcurrir del tiempo, está sometida fatalmente al progreso» (p. 48).

Tal y como se apunta en el Dogma, este fenómeno recibe el nombre de «ley del progreso». Mediante ella, toda sociedad debe concebir la vida como un proceso en constante desarrollo o un «ejercicio incesante de la actividad» (2021, p. 115). No existe, pues, más opción que afrontar el concepto de civilización desde el punto de vista del progreso humanitario, y del mismo modo entender la fortuna y la comodidad no como individuos independientes, sino como grupo en crecimiento.

Filosofía & co. - mockup revista 31
Filosofía & co

Revista de pensamiento y actualidad
Número 3 ya en librerías

Filosofía & co. - COMPRA EL LIBRO 1
El matadero. La cautiva, de Esteban Echeverría (Cátedra).

Para Echeverría (2021, p. 116), este bienestar procedente de la noción de progreso colectivo aparece en Hispanoamérica cuando consigue emanciparse de España, llegando a convertirse entonces en una civilización entregada a la realización de su propio ser. Sin embargo, necesita este territorio, a su vez, dejarse guiar por «el movimiento progresivo de la inteligencia europea», eso sí, sin llegar a entregarse por completo a sus influencias: «Un pueblo que esclaviza su inteligencia a la inteligencia de otro pueblo, es estúpido y sacrílego» (Echeverría, 2021, p. 116).

Esta afirmación nos permite, además, reflexionar sobre el asunto desde una perspectiva artística de los acontecimientos que se opone, por ejemplo, a aquello expuesto por Ortega sobre la deshumanización del arte. La creación y producción artística de un pueblo es el resultado de una serie de ideas, juicios y percepciones compartidas por un grupo. Así, para crear un producto artístico nacional, resulta estrictamente necesario que dicho pueblo entienda el concepto de progreso desde una perspectiva liberadora o emancipadora, pues, si bien es cierto que resulta inevitable escapar al fenómeno de la influencia, cada grupo social percibirá y proyectará su realidad desde su propio entendimiento, elevando así su particular espíritu e identidad.

De este modo, parece que cada pueblo debería gozar de libertad para desarrollar su inteligencia de una manera autónoma y nunca jamás fatigado por el extremo poder de una potencia mayor. Echeverría entiende el concepto de libertad como algo consubstancial al ser humano (2021, p. 122): «por la ley de Dios y de la humanidad todos los hombres somos libres»; no sin situar antes los límites de la misma en el atropello de la propia libertad de cualquier otro individuo.

Para crear un producto artístico nacional, resulta estrictamente necesario que dicho pueblo entienda el concepto de progreso desde una perspectiva liberadora o emancipadora

En este terreno juega un papel realmente importante el movimiento romántico hispanoamericano, especialmente preocupado por el compromiso del arte con la situación individual de cada pueblo y época, profundizando en sus propias raíces para encontrar una libertad intrínsecamente unida a su propia identidad como grupo. Están, por tanto, los conceptos de progreso y libertad fuertemente vinculados en el Dogma socialista. O, dicho de otro modo, no podría ser lo uno sin lo otro, pues se encuentra Latinoamérica en una época en la que está más presente que nunca la voluntad de construir un conjunto social férreo en el que los individuos entiendan la libertad como un proceso puramente colectivo en constante desarrollo.

Todo esto que propone Echeverría quedará representado en la producción literaria romántica latinoamericana, con personajes colectivos preocupados por el concepto de unidad, la búsqueda de un lenguaje propio y en continuo crecimiento, o la contemplación de una naturaleza hostil en consonancia que, a diferencia de la idílica europea, vivirá de acuerdo con un feroz pasado libre.

Bibliografía

Echeverría, E. (2001). Dogma socialista y otras páginas políticas. España: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

López, R. (2017). Anotaciones críticas acerca del concepto de progreso. Revista chilena, 7, 46-61.

Myers, J. (2019). Esteban Echeverría y la consagración de la utopía. El futuro: miradas desde las Humanidades, 91-108.

Sobre el autor

Pedro Fresno Chamorro (1998) es graduado en Filología Inglesa y Filología Hispánica. Es, además, estudiante de Filosofía. Actualmente se encuentra trabajando en una tesis sobre literatura cortesana en el Siglo de Oro.

Dosieres exclusivos, podcasts, libros de regalo, descuento en otros y en más productos… Haz clic aquí.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre