Suscríbete
La portada muestra una mano introduciendo una papeleta en una urna, como en unas elecciones democráticas. Bajo la imagen, el título del dosier: "DEMOCRACIAS. Grietas y rutas de una idea irrenunciable, por Carmen Madorrán". El fondo es de un azul verdoso, de textura como si fuera una moqueta. La "urna" es una construcción de tablas de colores azul oscuro, amarillo y rojo. Hay personas a su alrededor, entre las tablas y empujando las tablas, construyendo la urna y caminando sobre ella. La mano que introduce la papeleta es de color negro, con una manga blanca.

·

NÚMERO 9

Dosier

Democracias

Grietas y rutas de una idea irrenunciable

F+ Magdalena Reyes: «La filosofía es para todos, todos necesitamos de ella»

0 comentarios

Tanto en las clases en la universidad como en las actividades de divulgación filosófica que organiza, Magdalena Reyes contagia su entusiasmo por la filosofía y afirma sentirse una privilegiada «por haber podido estudiar y dedicarme a lo que más me apasiona, y por poder integrar todo esto en lo que hago y soy».

En las clases de la universidad, en los cafés filosóficos o en la radio, Magdalena Reyes contagia su entusiasmo por la filosofía. Afirma sentirse una «privilegiada por haber podido estudiar y dedicarme a lo que más me apasiona».

0 comentarios

Filósofa y psicóloga, Magdalena Reyes concibe la filosofía como un tesoro y una misión. El tesoro es conocerse a sí mismo, la misión es que los demás también se unan porque una filosofía de salón o limitada «a los intelectuales –afirma– significa privar a las personas de ese regalo, que, como dijo Aristóteles, permite experimentar la felicidad auténtica». Del sentido, del regalo de la filosofía y de su práctica hablamos con ella. 

Por Pilar G. Rodríguez

A Magdalena Reyes le gusta contar –es verdad, porque a nosotros también nos lo ha contado y enseguida lo vas a leer– cómo siendo estudiante de filosofía sentía ganas de meter a gente de la calle, que pasara por ahí, a las clases, a escuchar de qué iba aquello. Quería que no se lo perdieran. Es la misma sensación que uno tiene cuando está en medio de algo bueno y piensa en compartirlo con los que quiere o con el mayor número de gente posible, según su grado de generosidad. Eso, además de generosidad, habla de amistad y de amor. Y quizá no sea exagerado decir que en pensar y en querer compartir consiste, en definitiva, la amistad y el amor.

Con el tiempo, aquella estudiante de filosofía se convirtió en profesora, pero el entusiasmo no varió ni tampoco sus intenciones: sigue intentando arrastrar a la gente hacia la filosofía y lo hace, por ejemplo, a través de las ondas de su café filosófico o del blog que tiene en este portal. También a través de charlas y talleres, donde puede suceder que, en ocasiones, alguien que simplemente caminara por allí se detuviera, extrañado, a preguntar: ¿qué está pasando aquí? Pararse, extrañarse, cuestionarse, he ahí los grandes detonadores de este regalo que Magdalena Reyes Puig ve en la filosofía.

Disfruta de nuestros contenidos al 100%.
No te quedes con las ganas de ver, leer y escuchar…

Filosofía&Co.A partir de 1,21€ al mes


Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario